martes, 18 de marzo de 2008

Selección Mexicana, Fracaso Total

Supongo que para estos momentos, la fanaticada mexicana se encuentra tirando pestes contra Hugo Sánchez y demás cuerpo técnico y jugadores.

Lo que diga en esta entrada quizá no aporte nada nuevo a las vastas conclusiones que especialistas en el tema de futbol han dicho en las últimas horas. Sin embargo, me uniré a las voces que califican la eliminación del Tri pre-olímpico como un fracaso total.


Un profesor que tuve solía decir que no había que vender la piel del oso antes de matarlo; dicho que se aplica a la perfección con lo acontecido con el equipo nacional en esta eliminatoria. Creo que hace unas semanas nadie hubiera esperado ni imaginado que quedaríamos fuera de los próximos juegos olímpicos. Todo mundo daba por hecho la presencia de nuestro representativo y hasta se estaba haciendo ya las gestiones para que los clubes europeos cedieran a los juveniles mexicanos de más renombre (Dos Santos y Vela). Sin embargo, olvidamos que para pensar en Beijín era necesario poner énfasis en el proceso eliminatorio.

Como ya dije, ni en las peores pesadillas del más escéptico de los aficionados se esperaba una eliminación tan desastrosa en todos los sentidos, por que discúlpenme pero empatar con Canadá y perder con Guatemala no tiene otro calificativo que no sea relacionado con "Desastre"

No haré un análisis exhaustivo, pero me limitaré a decir un par de cosas:

La primera es que, el problema de la delantera mexicana es un problema histórico, desde Hugo Sánchez (que ironía), no hemos tenido un artillero efectivo de primer nivel. Sin embargo, hemos tenido jugadores rentables para la selección como Hermosillo, Luis García, Luis Hernández, y recientemente Borgetti; sin embargo, no han sido artilleros de élite. El torneo mexicano es clara muestra de esto. No tenemos delanteros. En parte porque los clubes dan prioridad a los extranjeros en detrimento de los telantos nacionales. Nos ha quedado clarísimo que gente como Landín y Santiago Fernández distan de tener nivel de selección y por momentos me queda también duda que tengan nivel de primera división.

La segunda es el nivel táctico. En teoría un seleccionador nacional tiene, a diferencia técnicos de otros equipos, la posibilidad de escoger de entre una gama enorme de jugadores para integrar un equipo. En esta lógica Hugo Sánchez debió escoger un selectivo que se adecuara a su sistema de juego, y sin embargo, no me queda claro que exista un "esquema de juego". La selección adolesce de personalidad, de estructura y de juego táctico. En otras palabras, parecería que no hay dirección técnica y que la selección mexicana jugaba a la cascarita.

Estos son los dos elementos que considero como cruciales en la eliminación, jugadores incompetetentes (ante la falta de competentes) y un técnico inexperto que no ha logrado establecer una directriz de juego que se vea reflejado en la cohesión de un equipo que da pena.

Hugo pide paciencia y que le tengan las consideraciones que le tuvieron a La Volpe; sin embargo, aunque yo apoyé su candidatura, ya no me queda claro que deba seguir al frente del timón nacional. Que lo decida la Federación. Aunque creo que hasta el momento existen ya elementos suficientes para tomar una decisión justa, sea cual sea.

No hay comentarios.: