lunes, 7 de abril de 2008

Mexico in an Absolut World


Admírenla porque ya la van a quitar.

Hace como un mes iba yo circulando por patriotismo y vi esta flamante publicidad. En aquel momento me causó tanta impresión que no supe ni que pensar. El motivo es que yo hace algunos años era un nacionalista a ultranza, que tenía en su mente todo el tiempo aquella guerra vergonzosa en la que perdimos más de la mitad de nuestro territorio a manos de los gringos. Esto también me generó un antiyanquismo que solo el tiempo ha sido capaz de menguar.

Sin embargo, después de la impresión de ver en una publicidad de sendo tamaño caí en la cuenta de que era una gran publicidad y que Absolut supo pegarle a ese "ideal" que, al menos yo tuve, o sea, ver un México con sus 4 millones de km cuadrados es una idea fantástica.

Lo curioso es que a nuestros queridos vecinos no les pareció tan simpática la idea y salieron a despotricar con singular odio y brillo rabioso en los ojos contra la empresa al grado de estar organizando un boicot contra la bebida. Por su parte, la vocera de Absolut trató de explicar el sentido de la propaganda, aquel "ideal" de México. Lo logró, en mi lo logró. Pero parece que los gringos no lo tomaron con mucha gracia y por el contrario, reaccionaron modificando la imagen y poniéndole una valla metálica a la frontera con la misma leyenda "in an Absolut World" Me parece que se les olvida un poco el contexto de las cosas y no toman las cosas en su dimensión. Este proceder es lo que los llevó a invadir Iraq y cometer una serie de atropellos alrededor del mundo. En dado caso, se les olvida las condiciones de la guerra del 46 y lo injusto de la situación. Se les olvida la historia, y en vez de asumir en silencio la culpa de un guerra injusta, despotrican contra México y los que aquí habitamos. Hay que tener memoria histórica.

Finalmente diré que me pareció una gran publicidad y que en México seguro logró su objetivo. Todo lo que genere más allá de nuestras fronteras no es otra cosas que la esquizofrenia generada por un pueblo bélico que no ha sabido asumir sus errores históricos.

En fin, quizá algún día la Historia nos haga justicia y veamos aquellos territorios formar parte, quizá no de México, pero sí de otra nación independiente, una nación con sangre latina.

...La invasión ya comenzó.

No hay comentarios.: