domingo, 12 de octubre de 2008

Nos está cargando el Payaso


Para todos aquellos que me conocen, saben que hago del fatalismo el alimento de cada día. Aunque siempre trato de ser objetivo la verdad es que a quien engaño, la realidad me golpea quizá un poco más fuerte que el resto, o será a caso, como diría Marisol, que tengo "escasa tolerancia a la frustración"?

No sé, sea como sea, el otro día navegaba por ahí con la intención de que hubiera alguna noticia que alentara a mi alma a seguir, sin embargo, no solo no encontré ninguna, sino que encontré un cartón del buen Paco Calderón, que ilustró de manera excepcional, cómica y angustiante lo que está atravesando el país. Quizá la "libertad" está de moda en el sentido de que ya todos podemos disentir de todo sin temor a ser reprimidos por el sistema, tal y como ocurría hace algunos sexenios (no quiero decir que me trague el cuento de Foxilandia o Felilandia).

Lo interesante del tema es que en esta libertad "desbordada", en el sentido ideológico, pues lo único que hemos logrado es dividirnos como país a niveles no vistos desde la Revolución, y ya sabe, toda esta onda del 1810 1910 ¿2010? haciendo alusión a las luchas armadas más representativas de este país.

Pero bueno, como parece que una vez más el rollo hace presa de mis dedos, quiero enfatizar mi punto: en esta lógica de todos pensar diferente sin tolerancia al resto, no estamos perdiendo el tiempo como país, yo sé que es normal que un país no piense todo igual, sobre todo uno como el nuestro, el problema es que no nos logramos poner de acuerdo ni siquiera en lo básico, cosa que muchos países sí han hecho, aparentemente tenemos un sentido nacionalista muy arraigado, pero quizá es este también el problema de que hoy en día, existan grupos que jalan por un proyecto de país totalmente divergente.

El viernes pasado fui al doctor y éste me preguntó si quería casarme y tener hijos, a lo que orgullosamente (léase estúpidamente) contesté que por el momento no porque no deseaba que mis hijos fueran fruto o crecieran en un contexto de crisis, a lo que el buen doc contestó, huuuy, y tu que le sabes... ¿realmente crees que esto vaya a parar pronto? a lo que respondí con un no un tanto amargo. El doctor concluyó diciéndome que él siempre ha sido partidario de salir del país si es que las actividades de uno son incompatibles con las oportunidades en México. Y bueno, no se necesita ser genio para darse cuenta que México está lejos de brindar oportunidades de primer nivel a los ilusos e ingenuos que estudiaron ciencia política como su servidor (al menos no fui filósofo o sociólogo) y la razón es porque la clase política y las masas que los siguen están más preocupados por defender su proyecto de nación particular que por crear condiciones reales de bienestar.

En otras palabras, nos esta cargando el payaso por andar dándonos en la jeta entre nosotros....¿alguna sugerencia?

1 comentario:

Gatusa dijo...

Excelente post amigo mío, de verdad que nos está cargando el payaso, y yo coincido con tu doc de que tenemos que irnos de aquí. En este momento en el que nos enfrentamos a un replanteamiento del sistema, no crees que sería una oportunidad ideal para conocer de primera mano (o sea Europa) lo que nos espera como conjunto de naciones? Acádemicamente es un momento ideal, por eso Holanda nos espera jajaja. Un besote y gracias, hoy es un buen día!!