martes, 19 de abril de 2016

Comprar un Volkswagen

¿Qué carro me compro? ¿Saldrán buenos? ¿De contado o a crédito? Esas son algunas de las preguntas que uno se hace cuando se va a comprar un automóvil. Mi familia y yo hemos adquirido en los últimos 15 años varios autos de 3 marcas: Volkswagen, Dodge y Fiat. Mi experiencia con ellos ha sido en general buena excepto el Fiat Uno Way 2015 que terminé vendiendo a los 8 meses después de que me dejara parado en 3 ocasiones. Por su parte, los Dodge (Neón 2002, Stratus 2004 y Avenger 2010) fueron carros que no tuvieron prácticamente ningún inconveniente y funcionaron de maravilla hasta aproximadamente los 110 mil km, después de eso los servicios en agencia se vuelven prácticamente impagables por la recurrencia de eventos.


Pero bueno, en esta ocasion quiero hablar particularmente de los VW porque es la marca que más me ha gustado de las 3 anteriores. He tenido 4 VW en los últimos 10 años y mi experiencia con ellos ha sido muy variada. Los 3 elementos que he detectado como cruciales en mi relación con mis autos han sido: el proceso de compra, el servicio y el desempeño/calidad del auto. Hablemos del primero:

Proceso de compra:

La experiencia de comprar un carro recae casi enteramente en la Agencia y sus servicios. Los 4 VW que he tenido han sido un Bora GLI 2006, un GTI 2008, un VW Beetle Turbo 2013 y un Golf Confortline 2016. De los 4, 2 fueron comprados en VW Copilco, otro en VW Coyoacán y uno más en Cresta del Valle. Es importante decir que todos estos modelos son de una gama similar por lo que la experiencia técnica es bastante parecida.


Desafortunadamente, y más allá de lo técnico la experiecia de que tuve con Cresta del Valle ha sido de las peores en la historia. Ya incluso hice una entrada al respecto en 2009. En aquella ocasión compré un GTI de contado pero toda la experiencia de compra fue un caos, jamás volví a tener trato con ellos y fueron casi los responsables que dejara la marca. Afortunadamente el GTI 2008 era de una manufactura excelente y su desempeño jamás me defraudó sino todo lo contrario. Ha sido quizá el mejor auto que he tenido.

El último VW que adquirí en noviembre de 2015 fue a crédito a través del servicio de financiamiento Volkswagen financial Sevices. Anteriormente había comprado a crédito un Fiat Uno Way y mi experiencia con CF Credit (la financiera) fue en general buena lo cual me dejó con un buen sabor de boca para adquirir automóviles a crédito. En todo momento estuvieron al pendiente del proceso, me hicieron un par de llamadas para darme la bienvenida como su cliente y para ponerse a la orden ante cualquier duda sobre el proceso de pago o servicios. En todo momento me informaron cómo me cobrarían la mensualidad (domiciliada) y me comentaron igualmente las fechas para renovar el seguro con pago de contado para que no se fuera a crédito y aumentara mi mensualidad. Todo fue claro, fue humano y cuando liquidé el crédito me quedé con la sensación de que el crédito automotriz era una excelente opción para no descapitalizarse. Sin embargo, el Fiat Uno Way que adquirí resultó una basura y tuve que venderlo tan solo 8 meses después de comrparlo.

Ante esta mala experiencia regresé a VW con la idea de sacar un Golf a crédito y así lo hice. Pensé que Volkswagen al ser una marca más que consolidada en el país debería tener un sistema de financiamiento confiable, humano, claro, al menos tan claro como los de CF Credit, sin embargo, no fue así. En primer lugar porque a menos que uno encuentre una promoción, cobran a una comisión por apertura del crédito. Cuando firmas los papeles nunca te ofrecen poder domicilar los pagos de tu mensualidad para mayor comodidad. En mi caso me dijeron que la primer mensualidad debía pagarla en ventanilla bancaria y después podía llamar al centro de atención a clientes para que me hicieran el proceso de domiciliación, cuando llamas piden una carta, documentos, estados de cuenta y demás que hacen engorroso el proceso pero bueno.

Tampoco nadie llamó para darme la bievenida a nada, para explicarme el proceso o para preguntarme por cualquier duda. De hecho no sólo se olvidaron de mi, incluso me enviaron sólo 2 estados de cuenta en los 6 meses que duró mi crédito. Obviamente estaban desactualizados y con información poca clara. Cuando liquidé anticipadamente mi crédito me dijeron un monto, lo pagué y me pidieron hablar 48 horas después para confirmar, lo hice y me dijeron que por la cercanía con mi fecha de corte tenía que esperar otras 48. Cuando hablé 96 horas después me dijeron que tenía un saldo deudor por los días que transcurrieron entre el primer depósito “final” y la llamada. Lo cuál era ridículo porque tenían registrado tanto mi pago como la llamada de confirmación. Un robo.

Jamás ha habido una llamada de servicio y la verdad toda la relación con ellos ha dejado que desear. Todo lo anterior sin mencionar la tasa de interés de 14.4% anual sin iva que no es la más competitiva del mercado. Lo único bueno es que me “regalaron” el seguro el primer año pero ya imagino cómo habría sido el proceso de renovación en un año, seguramente lo pondrían dentro del financiamiento y nunca me hubiera enterado hasta que viera (si llegaba) algún estado de cuenta o algún aviso de moratoria por no saber cuánto pagar y pagar de menos. Al final, habría terminando pagando sin problema el 50% o más del monto que me financieron. No lo vuelvo a contratar Volkswagen Financial Sevices y recomiendo buscar otras opciones de financimiento con mejores tasas de interés o por lo menos mejor trato. Sólo conozco además de VW Leasing a CF Credit de Inbursa de los cuales me quedé con una buena impresión.

El servicio:

El servicio a un VW es nuevamente algo que compete completamente a la agencia, de las 3 agencias en las que he dejado mis carros, la mejor por mucho ha sido VW Copilco, tienen un sistema de citas eficiente, están en constante contacto contigo y el carro queda siempre en buen estado. He tenido la oportunidad de tener 2 asesores: Sergio Jiménez e Isaac Romo, ambos muy profesionales y siempre antentos a las necesidades del cliente. Los de Cresta del Valle, reitero, son unos ladrones y en una ocasión tuvieron mi carro 1 semana sólo para decirme que transcurrido el tiempo que no pudieron hacer nada porque no llegó la pieza y que me regresaban el auto hasta que pudieran trabajar en él. Ninguna consideración al respecto.


El servicio de Fiat del Valle también dejó que desear, después me enteré que son los mismos dueños de VW Cresta del Valle y asumí que el mal servicio es política empresarial en ese consorcio. Demasiada opacidad en los tiempos de sevicio y en las labores técnicas. No me fue bien ni con el carro ni con el Sevicio, dudo mucho comprar un Fiat otra vez, al menos no uno hecho en Brasil como el caso del Uno y no será tampoco en Fiat del Valle.


Desempeño/Calidad del auto:

Esto es lo único quizá que puede compensar todos los sinsabores de tratar con las agencias y las financieras. En especial debo decir que los VW son autos extraordinarios en desempeño. Hay ciertas cosas que lamento como el hecho que no se vendan todas las configuraciones en el país. Un ejemplo el sistema climatic/climatronic del Beetle Turbo, me parece inconcebible que un auto de esta gama no tenga el climatronic que se ofrece en Norteamérica o en Europa en su versión más equipada. Perdón, pero un carro de 400 mil pesos con perillas para el aire acondicionado me parece un descuido importante.

De los 4 VW que he tenido 3 han sido poblado y un alemán. No es casual, siento, que mi mejor carro haya sido el GTI de origen alemán, no sólo no tuvo nunca ningún desperfecto técnico mecánico sino que incluso todos sus materiales fueron de extraordinaria calidad, al grado que 4 años después, el carro seguía en perfecto estado, tanto de vestiduras como de plásticos. No así los otros 3 y no es que se lo atañe al hecho de ser hechos en México, aunque ninguno tuvo fallas técnicas/mecánicas, los acabados no eran de la misma calidad. Por ejemplo, el Golf que compré en noviembre pasado, ya tiene algunas costuras de la vestidura del conductor rotas. No tiene ni 6 meses. El Beetle fallaba del sistema eléctrico de las ventanas y el quemacocos panorámico me hizo llevarlo más de 3 veces a la agencia porque arriba de 90km/h hacía un zumbido sumamente molesto. El Bora GLI tuve que regresarlo a la agencia una semana después de comprado a que le arreglaran un sonido extraño que tenía por la guantera. Detallitos que no afectaban el desempeño o experiencia de manejo pero sí la experiencia global.


En suma imagino que es complicado tener una experiencia “Total” positiva, sin embargo, no se deben dejar de considerar estos 3 elementos a la hora de aquirir carros:

Mi recomendación es que si puden compren de contando. Eso quita muchos problemas porque reduce el número de gente y entidades con las que se lidia (financieras, seguros, agencias). Si no se puede sugiero buscar financiamientos que tengan buena reputación, en internet se puede buscar. Yo en lo personal no recomiendo Volkswagen Leasing Financial Services pero sí recomiendo CF Credit. Se que hay otros servicios como Nexu.mx que parecen ayudar en el proceso de adquisición de un crédito al tratarse de un bróker. Vale la pena echarles un ojo ya que ellos bien harían la chamba de investigar y ofrecer un buen crédito.


En lo que respecta al servicio sugiero siempre buscar un lugar donde se sienta uno satisfecho. Si da la sensación de que no hacen bien su trabajo, o se duda de la calidad, seguramente es porque algo mal están haciendo y vale la pena probar otra agencia. Como ya mencioné, para VW recomiendo Dalton Copilco, tienen buen servicio y están al pendiente durante todo el proceso.

Finalmente la experiencia de manejo. Aquí como en todo gusto, se rompen géneros. Yo soy fan de los Volkswagen, particularmente del Golf, me parece un carro excpecional y en todas sus versiones tiene un motor con excelente respuesta y consumo de combustible. No es el carro más económico de la marca e incluso hay quien pueda pensar que 250 es mucho dinero para la versión más austera, quizá lo sea, pero no se debe dejar de considerar el gran motor 1.4 Turbo que tiene, así como todo el equipo de seguridad. Sin duda es un carro que teniéndolo vale lo que se invirtió por él. Lo mismo puedo decir de todos los motores FSI de la marca, si se tiene la oportunidad, incluso de comprar un Polo TSI, sin duda será una buena inversión. Sea como sea, vale la pena investigar y dedicarle un tiempo serio a la adquisición de un bien de esta naturaleza, nunca estará de más y se pueden ahorrar muchas penurias durante el proceso.

No hay comentarios.: